• Próximos Eventos

    No hay próximos eventos actualmente.

AESIP entrega el cheque del 5% de 2014

AESIP entrega el cheque del 5% de 2014

Fundación Sant Filippo

El Presidente de AESIP, Abraham de las Peñas hace entrega del cheque del 5% a Montse Curiel, responsable de Marketing y Comunicación de la Fundación Sant Filippo

Como nos habíamos propuesto, AESIP cumple su compromiso de colaboración con asociaciones necesitadas de un empuje o ayuda especial.

Para el año 2014 elegimos la Fundación Stop Sanfilippo que es una organización independiente y sin ánimo de lucro dedicada al fomento y desarrollo de la investigación contra el Síndrome de Sanfilippo.

Nuestro presidente, Abraham de las Peñas hizo entrega del cheque a Montse Curiel, responsable de Marketing y Comunicación de la Fundación Sant Filippo. Para él “es un honor culminar personalmente el deseo de los Socios de AESIP, que decidieron en la Asamblea General Extraordinaria celebrada en octubre de 2014, colaborar anualmente con entidades cuya necesidad de apoyo sea mayor que la nuestra, con el 5% de nuestros beneficios netos. Cada año se decidirá por votación, en base a las propuestas que realicen los propios socios, cual será la elegida. Nos ilusiona saber que nuestro esfuerzo redundará en una cifra mayor cada año para esas entidades amigas con necesidades especiales”.

Os contamos que el Síndrome de Sanfilippo ó Mucopolisacaridosis tipo III (MPSIII) es una enfermedad lisosomal incluida dentro del grupo de enfermedades raras por su baja prevalencia.

Los lisosomas contienen diferentes enzimas que ayudan a descomponer y reciclar materiales complejos que el cuerpo no necesita, cuando nuestro cuerpo carece de una de estas encimas, el material que debería descomponer se acumula en las células con consecuencias devastadoras para el organismo, causando deterioro mental, hiperactividad y tendencias autodestructivas, desembocando en una muerte prematura durante la adolescencia.

Los signos, fuera de los neurológicos, en la MPS III son leves y en ocasiones difíciles de identificar lo que hace que el diagnóstico pueda retrasarse significativamente después de iniciados los síntomas. En los primeros años puede haber ligera hepatomegalia, caries, rinitis crónica, infecciones repetidas de las vías aéreas superiores y diarrea crónica.

Para saber más sobre esta enfermedad podéis consultar la web de la Fundación.