• Próximos Eventos

    No hay próximos eventos actualmente.

Corona virus y enfermedad minoritaria

Corona virus y enfermedad minoritaria

En tiempos como los que corren, con tanta información que nos sobrecoge día a día, se hacen más recomendables leer reflexiones de personas que han sido y son importantes para AESIP y, por lo tanto, a toda nuestra comunidad.

Si os apetece invertir 3 minutos para después valorar con perspectiva, dedicárselos a nuestra compañera Natalia Alonso, socia y colaboradora AESIP, que nos propone lo siguiente:

Hola amigos,
soy Natalia, compañera de la asociación y, siempre que encontramos punto de encuentro, vuestra coach.


Hoy me apetece compartir con vosotros alguna reflexión. Estos días estamos viendo como la sociedad se levanta con himnos olvidados y reconociendo como héroes, entre otros, a nuestros sanitarios.
Si nos paramos a pensar, nosotros los afectados por una enfermedad minoritaria, les llevamos ventaja.


Toda la vida cantando el resistiré cada vez que se nos cierra una puerta o que ‘no hay dinero para investigación’. Cada vez que nosotros o nuestros niños tenemos problemas en el cole o en el trabajo con eso de la inclusión. Cada día que tenemos que pelear contra un sistema, maquillado de integración, para estar en el lugar que nos corresponde.
Y detrás de todo esto, ¿quiénes son los que están siempre? Sí, ellos. Todos los profesionales sanitarios, terapeutas, trabajadores sociales y un largo etcétera de personas anónimas que cada día hacen eso que ahora siguen haciendo: darnos el equilibrio perfecto entre cariño y profesionalidad que ahora toda la sociedad está descubriendo.


Eso nosotros ya lo tenemos aprendido al igual que tenemos asumido esto del confinamiento, puesto que nuestras vidas, en mayor o menor medida, paran y se confinan en cada recaída, en cada ingreso, en cada mal día. Y ahí es donde nosotros llevamos años cantando ese RESISTIRÉ que ahora parece resurgir como Ave Fénix enjaulada.


Hace unos años, en uno de los encuentros de la asociación, hicimos uno de los talleres que imparto. Se llama: Yo, voy a cambiar el mundo. Recuerdo que fue un día especial, aquel día nos comprometimos a cambiar el mundo cada día, desde las pequeñas cosas y con trabajo en equipo.
Os recuerdo ideas clave con las que trabajamos:


• Quiere las cosas con toda tu alma.
• Persiste. Si fuera fácil cualquiera lo lograría.
• Renueva tu ilusión, no busques excusas.
• Limpia tus heridas, perdona y perdónate.
• Encuentra la parte positiva.


Yo, hoy desde aquí os quiero dar las gracias puesto que la energía que me lleve fue mejor que con la que empecé el día. Espero que para todos fuera así.


Hoy podemos ver que nuestra Asociación, nuestra AESIP, ha crecido desde entonces en todos los aspectos. Además, el mundo ese que estábamos cambiando, nos está parando y gritando que cambiemos. Y sé que nosotros, cuando esto pase y la nueva rutina haga que todo esto se diluya, seguiremos resistiendo y cambiando el mundo.


¿Quizás desaparezca la palabra ‘normal’ y no tendremos que luchar nunca más contra todo lo que significa?

¿Quizás podremos recordar a nuestros amigos y familiares lo importante que es la sanidad pública para todo?


Yo seguiré cuidando mi comunicación para que eso ocurra. ¿Os atrevéis?
¡SIGAMOS CAMBIANDO EL MUNDO!


Como siempre os invito a saltar los muros y moldear el cauce de vuestra vida con AESIP y Sé agua coaching.


Un abrazo.


Natalia.

Y vosotros, vosotras, ¿qué opináis?

Estaremos, junto con toda la comunidad que nos sigue, encantados de leer vuestros comentarios.